miércoles, 28 de abril de 2010

Papá

Hoy me he decidido a escribir algo. Quiero escribir mucho.
Pero lo cierto es que no quiero contar nada.
Últimamente he estado dibujando, papá lo ha visto.
Dejé los dibujos sobre su escritorio. No, no los dejé.
Me los dejé. Cuando he vuelto a casa i después de merendar me he sentado frente al ordenador, he visto que los había colgado en la pared. Creo que le gustan, aunque no me lo dice a menudo. Suele mirarlos y decir "que guay", así, sin más. Pero los ha colgado. Los a colgado en su escritorio. Tenía pensado guardarlos en mi carpeta de dibujos. Esa carpeta roñosa de color lila i goma gastada que contiene mis dibujos de cuando era pequeña hasta hoy. Pero creo que los voy a dejar ahí. Un dibujo no sirve de mucho si no es para mirarlo, Y aunque técnicamente sólo es un boceto, puesto que prefiero el boceto a lápiz y carboncillo antes que la coloración, ya que estas sólo facilitan el trabajo en cuanto al sombreado, me siento alagada al haberlo visto. Aunque tampoco los ha metido dentro de un marco, ni ha clavado un clavo en la pared para sostenerlos, simplemente les a puesto un pedacito de celo para engancharlos en la pared, pero aún así me he puesto contenta. Me he puesto contenta porque ésta vez no me ha pedido que recoge las cosas de su escritorio y que las guarde en su sitio. Simplemente los ha colgado.
Es fascinante ver cómo un detalle tan mísero puede conmoverme de esta forma. En el fondo me siento un poco estúpida. Pero quiero mucho, mucho a mi padre, creo que un poquito más que a mamá. Papá y yo solemos reír mucho cuando hablamos, no suele gritarme, aunque a veces es preciso que lo haga, siempre intenta entenderme, y lo que más me gusta de él es que si hay que solucionar un problema, intenta hacerlo de forma discreta. No és de aquellos que quieren llamar la atención, ni que se fanfarronea por lo que tiene delante de los que no tienen lo mismo que él, aunque tampoco es que mi padre posea mucho economicamente, pero nos tiene a nosostros y yo creo que está orgulloso, y me gusta que esté orgulloso de nosotras, porque yo personalmente estoy orgullosa de mi familia y estoy orgullosa de mi padre.

1 latidos:

Keira L. Hewitt dijo...

Creo que mi padre se parece un poco al tuyo. Y creo que también quiero un poquito más a él que a mi madre.

Pero la familia, aun que sea rara, siempre es la mejor.
:)